Abastecimientos


En 1786, Pignatelli había promovido la construcción de la Fuente de los Incrédulos justo donde llegaba el agua, en las afueras de la ciudad de Zaragoza. Más tarde, en 1845, se inauguró en la actual plaza de España la llamada Fuente de la Princesa (la de Neptuno, hoy en el Parque), abastecida por tuberías que provenían de la acequia del Potarrón. A partir de entonces, ya en la segunda mitad del siglo XIX, se construyeron numerosas fuentes públicas. Pero el gran salto cualitativo en el abastecimiento se dio a principios del siglo XIX: con Antonio Lasierra como director del Canal se emprendió la construcción de nuevos depósitos para asegurar la continuidad del abastecimiento.

Pero además de Zaragoza, todos los municipios situados en la zona dominada por el Canal Imperial han tenido un desarrollo creciente siendo dicha infraestructura una garantía para el progreso y el avance de los distintos sectores económicos.

Éstos a su vez le han correspondido con sus aportaciones económicas que han permitido que dicha obra pueda mantener su funcionamiento y garantizar el desarrollo de esta zona.


 
 
 

Inicio    |    Historia    |    Actualidad    |    Futuro    |    Curiosidades    |    Contactar

© 2005 Canal Imperial de Aragón    ·    Textos legales    ·     Créditos