Almenaras


Las almenaras, obras fundamentales para el Canal, son elementos clave para el vaciado del cauce y la distribución de los riegos. Son edificaciones de planta pequeña, en general, destinadas a la protección y alojamiento de las compuertas. Existen tres clases: de desagüe, de riego y de desagüe y riego.

Durante todo el trazado había catalogadas treinta y una almenaras, pero la mitad de ellas han sido demolidas y la mayor parte de las que aún subsisten están en situación precaria.

La relación de almenaras es la siguiente:

Punto kilométrico
Almenara
2,00
Ntra. Señora de los Dolores
3,78
San Bartolomé
8,04
Santa Ana
10,60
San Luis
14,11
San Fernando
19,70
San Nicasio
28,29
Antonio Abad
35,48
Ntra. Señora Mercedes
44,23
Santiago Apóstol
48,30
San Joaquín
54,20
San Martín
57,91
Santa Emilia
66,49
San Miguel
69,04
La Sagrada
81,40
San Carlos
82,21
Ntra. Señora del Pilar
84,57
Santa Engracia
88,09
San Antonio de Padua
89,10
San Bernardo
95,60
La Concepción



 

Las primeras sirven de templador de la altura de las aguas y las segundas, para la distribución de los riegos, tomando éstas sus aguas a una altura de cinco pies desde el fondo del cauce “para que jamás estorben a la navegación.”

Este tipo de edificación, llamada “arquitectura del agua”, es fundamentalmente práctica, discreta y proporcionada, dotada de una hermosa sencillez.

Estaban situadas paralelas al cauce y distanciadas del cajero de toma de agua 1’5 Toesas (2,92 mts.), tenían planta centrifugada, alzado con escasos vanos, paredes encaladas rematadas con el alero, cubierta a cuatro aguas con pináculo de bola en la coronación que servía de referencia visual desde la lejanía.


 

Inicio    |    Historia    |    Actualidad    |    Futuro    |    Curiosidades    |    Contactar

© 2005 Canal Imperial de Aragón    ·    Textos legales    ·     Créditos