Tomas


La distribución del agua a los usuarios se realiza a través de más de 300 tomas en su mayoría en la margen izquierda, en las cuales se deriva el caudal por gravedad, construidas inicialmente a una profundidad no mayor de 1,40 metros para asegurar un nivel mínimo de agua para la navegación que era prioritaria hasta más de la mitad del siglo XIX.

Actualmente se encuentran automatizadas la mayoría de las tomas de riego y realizan apertura y cierre diario coincidente con las horas de luz solar (sol a sol).

El resto de tomas son para abastecimiento e industrias que están conectadas a sistemas de bombeo, los cuales tienen su correspondiente elemento de medición de caudales.


 



 

Inicio    |    Historia    |    Actualidad    |    Futuro    |    Curiosidades    |    Contactar

© 2005 Canal Imperial de Aragón    ·    Textos legales    ·     Créditos